sábado, 17 de abril de 2010

Quizás mañana








Quizás mañana

Quizás mañana acaricie tu voz sin ser un vicio


Si de tu paso ágil por mis horas
intente emborracharme con tu aliento
romanceando un vocablo sin razón
de temor a pústula maligna
que se adhiera a mi piel como pecado.

Hoy que llevo un demonio tentándome la sangre
espoleo a este poco de pasión que transita
y en aullidos de humor te cedo el alma.

Cuando un lucero muere entre mis dedos
porque a la espalda duermen tantos sueños
voy vertiendo en tu piel noche tras noche
el afecto que anido entre los huesos
y va mi lengua saciándose en tu cuerpo.

El telón de los cielos me seduce
y esta boca se ha vuelto marinera
con un hambre de mar entre tus curvas.

No hay suficiente distancia en esta escena
que matándome va entre tanta angustia
ni hay ocio desertor que me alimente
aunque exótico dance ante mis ojos
en faena de obviar lo que se busca.

Si vacila el sentido alguna noche
será que en pesadilla va rondando
la amarga soledad dando su golpe.

Como al ojo que el llanto va empapando
el agua y su torrente ya se extiende
en extraño ademán la mano frustra
la huella de una lágrima que escurre
hasta cruzar el rostro en su camino.

Ya se asoma en auxilio algún recuerdo
atrapando el dulzor de una mirada
que se mezcla en la sal de triste llanto.

Si he de morir inquieta en tu presencia
libérame buen Dios de este martirio
y arráncame el espejo de los ojos
para que sólo el aroma de jazmines
aspire en beneficio de mi espíritu.

Que la risa a mi rostro no se asome
que mi sangre no siga su trayecto
que la mano renuncie a la medalla.

Quizás mañana mi muerte dolorosa
riegue tu campo en flores de esperanza
y renuncies al grito que humillante
ha cerrado las puertas del asombro
anudando este amor en mi garganta.


Rossana Arellano

viernes, 12 de marzo de 2010

Banalidades





Banalidades

Si me preguntas,
porqué el demonio se apoderó de la lengua
y bajó la escalera cargando un coche fúnebre
¿Qué he de decir?

Yo llevaba el esplendor de la palabra diminuta
y construía castillos en el aire
con las vocales tónicas de tu nombre,
en simultáneo las mugrientas horas
tocaban sus campanas , llamando.

Llevo un amor humano, por el que siento miedo
y hasta mi sombra, ya no me pertenece más.

Cazadora furtiva en las orillas del verbo,
pecadora y espía entre las muchedumbres,
me abandero, devota del silencio protector.


Rossana Arellano

jueves, 4 de marzo de 2010

A ese tallo ( a mi tierra desolada )

A ese tallo ( a mi tierra desolada )




Cubrieron de oro hasta el altar del alma
y entre los cedros se olvidó el fiel pacto
donde el proverbio ungían en guerras
con sus salarios de palabras vanas.
Y no hubo casa con noble cimiento
ni Salomones al rescate de hijos
que edificaran con sabiduría
cuando el martillo asoló noble piedra.
Hoy que desiertas quedaron las calles
sólo transitan llantos de las viudas
con sus retoños de cabezas gachas.
Digo que nada, sostiene los bordes
cuando la tierra no fue bien labrada
ni las miradas se alzaron al cielo.

Dejo cordón que conduce hacia el caliz
dejo moldura de rayo en tus ejes.


Rossana Arellano

domingo, 31 de enero de 2010

Presentación Poemas Antología "Bajo Río"

videoRossana Arellano Presentación


Presentación Poemas Antología "Bajo Río"

martes, 8 de diciembre de 2009

Una sombra distinta

Una sombra distinta

Hay una sombra
que me habla hace meses en voz alta,
yo le respondo con un guiño
mientras ella
mete laberintos en mi boca
que se van enroscando con la lengua
y se pegan al paladar.
He transformado una casualidad
mientras huía escurridiza,
le até un cinto de palabras
y la hice dar cinco vueltas en el aire,
luego la amasé con simpatía.

Un ángel la llenó de lluvia
cuando el diablo osaba pintar margaritas rojas
en orden asimétrico de cenizas.

Hay una sombra que me tomó de la mano
y puso alas largas a mi espalda, cuando yo dormía.

Ya no me asfixio de tanta ausencia
tampoco suspiro sosteniendo el nombre de mis padres.

Dicen que alguien me llamó alguna vez poeta,
debe ser que me confundió con otro
siempre fui de un tipo muy común
solía llevar en cada mano una pluma
para dibujar sonrisas
incluso en las bocas mas despintadas y amargas.

Hay una sombra distinta
que me tiembla en la voz
cuando va repitiendo mi nombre…

Rossana Arellano

lunes, 30 de noviembre de 2009

Desde una lágrima

Desde una lágrima

A destiempo, en el vacío de una hora
y aquel eterno morir de la tarde en el mar
existen las magnolias
llenando los rincones de las plazas.
Ellas crecen recortando tristezas
cuando la viuda del cristal
las observa conversar
con antiguas margaritas.

Nada lleva el color de una promesa
si se convierte en lanza
hiriendo hasta la luz mas pura
y se acomoda cual puñal
hundiéndose en el agua
que palpita rota como lluvia de abril.

Desde una lágrima intensa
se humedece hasta el carmín de una rosa.


Rossana Arellano

Derechos reservados

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Adagio de un pájaro que no quiere morir





Adagio de un pájaro que no quiere morir

En el ocaso
¿Amor? Nunca amor caminando.
Reposó eterna
una promesa que aún roza el tibio silencio.

¿La voz? La voz azul
busca y jamás halla.

El puerto de un instante
en el piar de la desolación
la oquedad del sonido bestial
de un
no te quiero.

¿El beso? El beso que es recuerdo
se lame entre los bordes de la boca.

Allá, allá el faro amor,
entre tanto risco y zigzaguear de lágrima.
La certeza del traje
sin receta de aguas.

Y en estas alas tan ebrias de lujuria
se escandaliza un vuelo.

El nido es espejismo
donde jamás creció árbol
ni se acuno la luz del ojo mártir
aunque el cielo nos canta amor
en mil vasijas.


Rossana Arellano

Alineando piedras







Alineando piedras

Crecen las firmas en las cenizas,
mientras el hombre
lleva una risa histérica en esencia.
El sol asoma para lucrar, inspirado,
alineando piedras humanas.

La vida dona partos
de niños sin vista, que funden los momentos.
En un aniversario de muerte
se revela la niñez,
en mensajes exentos de máscaras.
Ellos llevan a través de la luz
amada libertad
como un milagro auténtico,
donde juegan
las manos de Dios
alcanzando la madurez, como un regalo.


Safe Creative #0906134016859

sábado, 9 de mayo de 2009







Adherida a la nada



Si me adhiero con fuerza
dedo llaga
y saboteo magia
del olvido
los fantasmas que viven
mis infiernos
llevan dagas que clavan
la esperanza.

No me asombra
saber de tu egoísmo
en penumbras que hilvanan
mis reflejos
cuando duermen la siesta
los recuerdos
en las alas que cortan
los procesos.

Adherida a la nada
me congelo
en portal de conductas
añejadas
transitando los bordes
de los cantos
que convierten los siglos
en abismos.


Rossana Arellano

domingo, 22 de febrero de 2009

En el ovario del agua









En el ovario del agua


En la tarde, mientras se abre la flor
sobre pecho y herencia
se calzan horas día
un vestido de fulgor descompuesto.

En el ovario del agua, arrojaron
la eréctil tea de
inconsciencia y nos nacen
hijos viejos en el alma escaldada .

En la mañana, la luna aún transita
con culpa y maldición
cristal pulido al agua,
que viste de gala en vaso sin nombre.

Rossana Arellano

jueves, 19 de febrero de 2009

¿Dónde está?








¿Dónde está?

¿Dónde está aquella mujer que trenzaba mis manos?
llevo montañas de dudas que afiebran el alma
la fe de mi queja ha roto el aire en mil pedazos
como rito en agua de mar se mojan mis ojos..

¿Dónde están aquellos que me colgaban al cuello
certificado de amor que hoy tortura mi entraña?
La vida giró la esquina y no corrí a buscarla
mientras recuerdos se deslizaban en mi falda.

¿Dónde estará aquella que se abrazaba a mi espalda?
¿Serás la que se cuelga a la grupa de voz vana?
Todo huele a falsa amistad y a boca revolcada
a demencia o poesía de receta y babas.

martes, 27 de enero de 2009

Desprendimiento del Ligare N* 2













Desprendimiento del Ligare N* 2
Memoria de los árboles





Nadie sabe la memoria del Canelo
que enmudeció entre las hojas calendario
mientras el hombre de leyenda narraba
deformadas historias del añoso alerce.
Nadie sabe de las cartas tipografiadas
con el pico del pájaro carpintero
en los Pangues, Robles y Coigües
que libraban batallas al ocaso.
Nadie sabe del Mañío mutilado
ni el devenir de las horas sin rezo
cuando lloraban todos los sauces
con sus deformes y cercenadas ramas.
Nadie sabe de las bombas que narraron
historias en los libros que yacen en estantes
de bibliotecas que no reconocen o visitan
mientras gimen silenciosos los árboles.

Rossana Arellano

martes, 6 de enero de 2009

Supervivencia N*44 "Dolor, llanto y plegaria"









Walter :
Quiero que me disculpes y te dejo un beso abrazado
Te he extrañado mucho
Ross





Supervivencia N*44 "Dolor, llanto y plegaria"


Continúa lloviendo tanta sangre,
allá, donde se comen mis hermanos
y muere el ciclo de agua en cada siglo
allá, he nacido y hoy me han de enterrar.
Continúa sin parar, llueve sangre
parece una bala de juguete en
manos de un niño que es tan mío como
nuestro. Nadie, articulará palabra.

Duele la infancia que danza sin velas
tatuando de dolor ojos, llanto y
plegaria que paso de boca en boca.

Rossana Arellano
"Vivir las Horas"

martes, 9 de diciembre de 2008

Supervivencia N* 8 ¿De que se ríe?













Supervivencia N* 8 ¿De que se ríe?


Y ese arco iris, que semeja un payaso
¿De que se ríe?
¿Acaso el espejo no reflejo su angustia?
Y la muerte le ha cantado su hora.

¿Será que las migajas han hallado su norte?
¿Acaso engendró la muerte una pisada?
¿De que se ríe ese remedo de Laertes?
Si no ha probado la miel en labios rojos.

Rossana Arellano

domingo, 7 de diciembre de 2008

Canto Rústico N* 95 "Asesino de sueños"












Canto Rústico N* 95 "Asesino de sueños"


Crucificada yace la palabra, antes de terciopelo
desgarrada en el tiempo, repleta de asco
una bandera de nazi cubre mi voz como un latigazo
¡Asesino! ¡Asesino! En la mirilla de mi rústico verso.

He sentido el dolor de la privación en las costillas.
He sentido como se desploma la ternura de mi pecho.
He sentido el resentimiento del hombre con pantalón húmedo.
Y le he perdido el respeto al perdón en boca de sonrisa chueca.



Rossana Arellano

jueves, 4 de diciembre de 2008

Canto Rústico N* 81 "Sola"














Sola

No me es posible resumir
los milenios enteros que van por la acera
rozando mi nombre y hasta lo vulgar del paso.

Un suave martilleo interpreta los sueños
que como magma han arrastrado esta alma
adueñándose del timón y hasta del escalofrío.

Sola, con voz seca, implorando a la razón
Sola, murmurando como autómata tú nombre
Sola, extinguiéndome, derrumbándome, callada.


Rossana Arellano

viernes, 21 de noviembre de 2008

Allá












Allá

Allá , en donde se apresuran
a escapar las almas
para liberar tanta humedad
endosada sin sosiego.
Quiero hallar tu mirada de niña
tu voz que despide luz
sobre mi pecho abierto
donde habitan cientos de aves
quierendo anidar sobre tus manos.
Porque sabe mi alma
que tu verbo acaricia
pájaros sin plumas.
Les cubres sobre lecho de flores
hasta multiplicar el borde
donde habita la vida.


Rossana Arellano

jueves, 20 de noviembre de 2008

Quiero que me digas

Tu me dices que la guerra fue difícil
que creciste como rama alejada de tu tronco.
¿Acaso a mi me preguntaron
si quería quedarme entre las balas?
¿Consolaron la desdicha de los pobres?
¿Saciaron las aciagas certidumbres
de los niños que recogen día a día la basura?
Es muy fácil compatriota,
decir que te arrancaron las raíces,
que te sientes un fantasma en los suelos del exilio.

Ya ves aun poseo las raíces que no tienes,
pero el agua no alcanza para hacer crecer mis hojas.

Te cambio, si tu quieres,
ese noble escritorio de nogal
desde donde miras el mar cada tarde de tu vida,
por las alpargatas de yute que gobiernan
los pies fatigados en los campos en elipsis

Te cambio por un tiempo tu estadía de fantasma
por la realidad cotidiana del hachero bajo el sol
en los montes que solo tus ojos extrañan.

Te invito a que el dolor sea mas
que la excusa exacta de tu gran poesía,
a cabalgar por los senderos de légamos umbríos,
donde pasan las blancas mariposas
buscando un aula a cinco leguas de su aldea.

Te convido a visitar de nuevo las costumbres
de una bella y majestuosa Buenos Aires,
a caminar entre mendigos demolidos de tristezas,
a hacer polvo el mármol que recuerda tanta muerte.

Quiero saber si te atreves
a hurgar el panteón de la ciudad donde yacen las palabras,
donde a los pobres ya no nos matan las balas
sino el hambre y la miseria.-

Quiero que me digas, desde aquí, desde ésta tierra,
¿cuando fue que cambiaron las desdichas?
¿cuando fue que se acabó la guerra?

Walter Faila

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Ella era celeste














Ella era celeste



Una última mirada hacia el espejo
escasas cejas, ojos que devoran
ojeras enormes como de mártir
o libélula absorta en la nostalgia.
Ella era celeste, luz especial
paseaba etérea por el pueblo
con mejillas de un tibio tono rosa.

Ella era celeste, trozo de cielo.


Rossana Arellano

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Embrujo de amor
















Amo la lluvia que me habita
y las curvas de mis pechos
que se pronuncian
entre suspiros suicidas.
Amo tu cauce
de noches eternas.
Amo la oscuridad maldita
que perfuma tu cuerpo
aquel que seducen mis dedos.
Amo cuando mordisqueamos
el alba por traidora
y nos enredamos
un poco más de noche
al cuello
a las sabanas
a las costillas
al brillo de nuestros ojos
a esta sobredosis de amor
a esta cadencia
a esta exquisita lujuria
a este fuego conductor
a este parirnos mutuamente
a este embrujo de amor
hecho poesía.

Rossana Arellano


domingo, 2 de noviembre de 2008

Le dimos mordiscos a la luna




Y así agarramos a mordiscos a la luna,
mientras contábamos los meses en conflicto.
En la primera luna fui pastor y tú eras nueva,
de tanta gloria sin ningún testigo.


Tiempo es historia de las doce lunas,
y entre oraciones diseñé tus ramas.
Fuimos leyenda de la creación
donde eras Eva libre en mi costilla.


Éramos dioses en el pueblo del sol,
en la séptima luna tejíamos estrellas.
La primavera boreal nos acariciaba
convirtiéndonos en mito, tentados por la serpiente.

Rossana Arellano





martes, 14 de octubre de 2008

PREMIO AL BLOG CON HUELLAS 2008





PREMIO AL BLOG CON HUELLAS 2008
ANDANDO SE HACE CAMINO






Ana Muela Sopeña en su Blog, http://www.oasisdepalabras.com/ ,ha concedido este premio a Gabriela Gonzalez con su blog Y ADEMAS POESIA http://yademaspoesia.blogspot.com/ y Gabrielita ha nominado este espacio creado para mi por mi amigo Walter Faila " Luces y Sombras " http://rossanaarellano.blogspot.com/
Por presentación ,calidad literaria e imágen
Agradezco mucho esta nóminación y la entrego a mi vez a mi querido amigo Walter Faila
http://wfaila.blogspot.com/
http://www.walterfaila2.blogspot.com/
http://wfaila2.blogspot.com/


.-En las reglas del premio, se debe elegir un máximo de 15 blogs o un mínimo, los que desees, que consideres son también acreedores de este premio.-Cada blog premiado debe tener el nombre de su autor-a, y el enlace a su blog para que todos lo visiten.-Cada premiado, debe exhibir el premio y el enlace de la persona que lo ha otorgado.-Premiado y premiador deben exhibir el enlace para que todos lo visiten.-Además, se deben publicar estas reglas para conocimiento de todos.
Gracias una vez más Gabrielita, a nombre de ambos.
Es un sueño ver como la poesía va dando pasitos que espero sean una marcha de millones de POETAS a traves del mundo entero
VIVA LA POESIA!!

jueves, 9 de octubre de 2008

¿Sabes como despintar una lágrima?
















¿Sabes como despintar una lágrima?


Todavía tengo grandes raíces
que se infiltran a la noble tierra
atontando los tímidos sueños.

Todavía lucho por filtrar el sol
en la tela celeste del mundo
y dibujo eclipses con suspiros.

Todavía cantaré a las horas
en el agua a la sombra del castaño
y colgaré risas en hamacas dolientes.

Todavía espantaré las jaulas
aún con estas manos nerviosas
y huiremos ambos de las alambradas.

¿Sabes como despintar una lágrima?
No tuerzas las puntas de tus alas
¿Sabes como despintar una lágrima?
No te burles de mi llanto a gritos.

Rossana Arellano

miércoles, 8 de octubre de 2008

Cartas a Daniel
















Cartas a Daniel
(Gracias a mi amigo Walter Faila)

Hoy te hablaré del agua


Hoy te hablaré del agua
la que fluye bajo la roca,
es uno de los mundos
que habito para huir del hastío.

Déjame decirte que los juegos de hielo
que habitaban mi vientre se han ido.
Más subsiste una lágrima que aflora,
y en un tono de desdén se burla.

¿Dónde creces mi niño?
¿Dónde ha quedado mi delicada semilla?
Cada mañana domino mi tristeza
hasta volver a hallarte en nueva madrugada.



Rossana Arellano