martes, 8 de diciembre de 2009

Una sombra distinta

Una sombra distinta

Hay una sombra
que me habla hace meses en voz alta,
yo le respondo con un guiño
mientras ella
mete laberintos en mi boca
que se van enroscando con la lengua
y se pegan al paladar.
He transformado una casualidad
mientras huía escurridiza,
le até un cinto de palabras
y la hice dar cinco vueltas en el aire,
luego la amasé con simpatía.

Un ángel la llenó de lluvia
cuando el diablo osaba pintar margaritas rojas
en orden asimétrico de cenizas.

Hay una sombra que me tomó de la mano
y puso alas largas a mi espalda, cuando yo dormía.

Ya no me asfixio de tanta ausencia
tampoco suspiro sosteniendo el nombre de mis padres.

Dicen que alguien me llamó alguna vez poeta,
debe ser que me confundió con otro
siempre fui de un tipo muy común
solía llevar en cada mano una pluma
para dibujar sonrisas
incluso en las bocas mas despintadas y amargas.

Hay una sombra distinta
que me tiembla en la voz
cuando va repitiendo mi nombre…

Rossana Arellano

lunes, 30 de noviembre de 2009

Desde una lágrima

Desde una lágrima

A destiempo, en el vacío de una hora
y aquel eterno morir de la tarde en el mar
existen las magnolias
llenando los rincones de las plazas.
Ellas crecen recortando tristezas
cuando la viuda del cristal
las observa conversar
con antiguas margaritas.

Nada lleva el color de una promesa
si se convierte en lanza
hiriendo hasta la luz mas pura
y se acomoda cual puñal
hundiéndose en el agua
que palpita rota como lluvia de abril.

Desde una lágrima intensa
se humedece hasta el carmín de una rosa.


Rossana Arellano

Derechos reservados

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Adagio de un pájaro que no quiere morir





Adagio de un pájaro que no quiere morir

En el ocaso
¿Amor? Nunca amor caminando.
Reposó eterna
una promesa que aún roza el tibio silencio.

¿La voz? La voz azul
busca y jamás halla.

El puerto de un instante
en el piar de la desolación
la oquedad del sonido bestial
de un
no te quiero.

¿El beso? El beso que es recuerdo
se lame entre los bordes de la boca.

Allá, allá el faro amor,
entre tanto risco y zigzaguear de lágrima.
La certeza del traje
sin receta de aguas.

Y en estas alas tan ebrias de lujuria
se escandaliza un vuelo.

El nido es espejismo
donde jamás creció árbol
ni se acuno la luz del ojo mártir
aunque el cielo nos canta amor
en mil vasijas.


Rossana Arellano

Alineando piedras







Alineando piedras

Crecen las firmas en las cenizas,
mientras el hombre
lleva una risa histérica en esencia.
El sol asoma para lucrar, inspirado,
alineando piedras humanas.

La vida dona partos
de niños sin vista, que funden los momentos.
En un aniversario de muerte
se revela la niñez,
en mensajes exentos de máscaras.
Ellos llevan a través de la luz
amada libertad
como un milagro auténtico,
donde juegan
las manos de Dios
alcanzando la madurez, como un regalo.


Safe Creative #0906134016859

sábado, 9 de mayo de 2009







Adherida a la nada



Si me adhiero con fuerza
dedo llaga
y saboteo magia
del olvido
los fantasmas que viven
mis infiernos
llevan dagas que clavan
la esperanza.

No me asombra
saber de tu egoísmo
en penumbras que hilvanan
mis reflejos
cuando duermen la siesta
los recuerdos
en las alas que cortan
los procesos.

Adherida a la nada
me congelo
en portal de conductas
añejadas
transitando los bordes
de los cantos
que convierten los siglos
en abismos.


Rossana Arellano

domingo, 22 de febrero de 2009

En el ovario del agua









En el ovario del agua


En la tarde, mientras se abre la flor
sobre pecho y herencia
se calzan horas día
un vestido de fulgor descompuesto.

En el ovario del agua, arrojaron
la eréctil tea de
inconsciencia y nos nacen
hijos viejos en el alma escaldada .

En la mañana, la luna aún transita
con culpa y maldición
cristal pulido al agua,
que viste de gala en vaso sin nombre.

Rossana Arellano

jueves, 19 de febrero de 2009

¿Dónde está?








¿Dónde está?

¿Dónde está aquella mujer que trenzaba mis manos?
llevo montañas de dudas que afiebran el alma
la fe de mi queja ha roto el aire en mil pedazos
como rito en agua de mar se mojan mis ojos..

¿Dónde están aquellos que me colgaban al cuello
certificado de amor que hoy tortura mi entraña?
La vida giró la esquina y no corrí a buscarla
mientras recuerdos se deslizaban en mi falda.

¿Dónde estará aquella que se abrazaba a mi espalda?
¿Serás la que se cuelga a la grupa de voz vana?
Todo huele a falsa amistad y a boca revolcada
a demencia o poesía de receta y babas.

martes, 27 de enero de 2009

Desprendimiento del Ligare N* 2













Desprendimiento del Ligare N* 2
Memoria de los árboles





Nadie sabe la memoria del Canelo
que enmudeció entre las hojas calendario
mientras el hombre de leyenda narraba
deformadas historias del añoso alerce.
Nadie sabe de las cartas tipografiadas
con el pico del pájaro carpintero
en los Pangues, Robles y Coigües
que libraban batallas al ocaso.
Nadie sabe del Mañío mutilado
ni el devenir de las horas sin rezo
cuando lloraban todos los sauces
con sus deformes y cercenadas ramas.
Nadie sabe de las bombas que narraron
historias en los libros que yacen en estantes
de bibliotecas que no reconocen o visitan
mientras gimen silenciosos los árboles.

Rossana Arellano

martes, 6 de enero de 2009

Supervivencia N*44 "Dolor, llanto y plegaria"









Walter :
Quiero que me disculpes y te dejo un beso abrazado
Te he extrañado mucho
Ross





Supervivencia N*44 "Dolor, llanto y plegaria"


Continúa lloviendo tanta sangre,
allá, donde se comen mis hermanos
y muere el ciclo de agua en cada siglo
allá, he nacido y hoy me han de enterrar.
Continúa sin parar, llueve sangre
parece una bala de juguete en
manos de un niño que es tan mío como
nuestro. Nadie, articulará palabra.

Duele la infancia que danza sin velas
tatuando de dolor ojos, llanto y
plegaria que paso de boca en boca.

Rossana Arellano
"Vivir las Horas"