lunes, 30 de noviembre de 2009

Desde una lágrima

Desde una lágrima

A destiempo, en el vacío de una hora
y aquel eterno morir de la tarde en el mar
existen las magnolias
llenando los rincones de las plazas.
Ellas crecen recortando tristezas
cuando la viuda del cristal
las observa conversar
con antiguas margaritas.

Nada lleva el color de una promesa
si se convierte en lanza
hiriendo hasta la luz mas pura
y se acomoda cual puñal
hundiéndose en el agua
que palpita rota como lluvia de abril.

Desde una lágrima intensa
se humedece hasta el carmín de una rosa.


Rossana Arellano

Derechos reservados

4 comentarios:

stella dijo...

Ross querida, no puedo entretenerme ahora, pero en mi blog de premios hay uno para ti, en cuanto pueda te comento, por cierto en el otro blog no me deja entrar
Un beso enormeee
Stella

Rossana dijo...

No lo wncontré, sin embargo ahora tienes uno también tú, de mi parte. besitos

Regresaré a buscar

Ross

El Drac dijo...

Hermoso poema, me encantó "la viuda del cristal""Nada lleva el color de una promesa
si se convierte en lanza
hiriendo hasta la luz mas pura
y se acomoda cual puñal
hundiéndose en el agua
que palpita rota" Unas imágenes sin par señora.

Rossana dijo...

Muchas gracias, una vez más El Drac

Un abrazo